Tras la afirmación del Instituto Nacional Electoral (INE) de que Jaime Rodríguez "El Bronco" había presentado firmas "patito" el

aspirante a candidato independiente impugnó la decisión.  

 

Esto después de que de las más de 2 millones de firmas que había registrado tras la primera depuración sólo quedaron un millón

223 mil 408, entre las que se encontraron 158 mil 532 apoyos simulados, 205 mil 721 fotocopias y 23 mil 644 apoyos no válidos.


Dentro de esos apoyos también se incluyeron los de 7 mil personas fallecidas, quienes no estaban registradas en el padrón y 266

mil duplicados con los mismos datos, según informó el INE.

Ante dicha situación " El Bronco" procedió a la queja ante el TEPJF, el cual accedió y le dio la razón dejando mal al INE pues

refirió que Jaime Rodríguez realizó de acuerdo a los protocolos establecidos la recolección de firmas y de esta manera el Instituto

debería incluir al quinto candidato a la presidencia de la República.

Al hacer público esto, Rodríguez mencionó ante los medios de comunicación que después de las controversias y de que el

organismo denigrara su imagen, lo tomará como un proceso que ya pasó y que se concentrará en dar una campaña atractiva,

pero sin recursos públicos.

Afirmó que quiere "hablar de lo que en México no se habla" y no hacer promesas de fantasía como otros partidos políticos, al

mismo tiempo hizo mención que al tope de campaña a los candidatos independientes se les autoriza el uso de 49 millones de

pesos y a los candidatos "oficiales" 500 millones de pesos, a lo cual expresó la inconformidad por la restricción que el INE impone.

 

Por último, refirió que a pesar de la desventaja del tiempo " la gente votará por quien quiera" y aprovechará el hartazgo de

lamisma que está cansada de los mismos partidos y las mismas promesas para ganar la confianza de los votantes.