Seis policías perdieron la vida ante una emboscada realizada en Zihuatanejo por más de 20 sujetos armados, donde los elementos se enfrentaron ante ellos por más de una hora, sin embargo perdieron la vida al ser superados en número.

Policías estatales solicitaron refuerzos al Ejército, Policía Estatal y Ministerial, y en un operativo conjunto enfrentaron a alrededor de 15 delincuentes que se dispersaron en cerros y continuaron disparando, logrando dar de baja a 10 delincuentes más.

En otro hecho y casi de manera simultánea, seis policías del estado murieron al ser  emboscados por sujetos armados cuando regresaban al municipio de Zihuatanejo, al haber concluido con su jornada de trabajo. Los hechos ocurrieron en las inmediaciones de la localidad de El Camalote, en el municipio de Petatlán.

El portavoz del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, explicó que la Fiscalía General del Estado inició la investigación por estos hechos y no descartó la posibilidad de que la emboscada haya sido una reacción a un enfrentamiento previo.