Como parte de una estrategia para posibilitar la tranquilidad ciudadana, Rivera propuso la entrega de becas a jóvenes, para que puedan capacitarse o prepararse académicamente para encontrar un empleo: “becarios sí, sicarios no”, enunció, replicando esta propuesta del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

La candidata de Morena presentó a Pamela y Alejandro, 2 habitantes del oriente de la capital que, en caso de ella ganar la alcaldía, serían los primeros becarios.

En su discurso ante los ciudadanos, no hizo críticas o alusiones a sus oponentes, sino que, por el contrario, tomó una paloma blanca, emblema de la paz.