El gobernador Tony Gali y el alcalde Luis Banck encabezaron la puesta en marcha de la planta filial de COPEMSA y Dynamik México Technological Alliance, que ensamblará el vehículo eléctrico Zacua.  

 

Con la generación de estos automóviles, la empresa se convierte en punta de lanza en la industria mexicana. En el futuro, busca incrementar paulatinamente su producción hasta lograr una capacidad potencial de dos mil unidades anuales.   

 

Esta planta ubicada en el Parque Industrial Puebla 2000 producirá vehículos que abonan en la disminución del efecto de gas invernadero, lo que reduce la contaminación en las ciudades, mediante su tecnología de cero emisiones de dióxido de carbono.  

 

En el acto se reconoció la contribución de la administración estatal para facilitar la apertura de nuevos negocios, así como su aportación para impulsar el crecimiento de los parques industriales.