Tras la aprobación de la Cámara de Diputados, en lo general y en lo particular, de la creación de la Guardia Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no está satisfecho con las modificaciones al proyecto.

En conferencia, el mandatario lamentó la eliminación de ocho artículos y de ocho transitorios al proyecto de la Guardia Nacional, entre ellos uno que se propuso sobre la participación de las Fuerzas Armadas.

“Entonces se quitó ese transitorio y va a quedar igual como si fuese una reedición de la Policía Federal, que no se consolidó, por eso hablamos de la Guardia Nacional, pero no es para cambiar de nombre a la Guardia Nacional, no estoy satisfecho”, aseguró.

 

Debido a esta situación, López Obrador pidió a la Cámara de Senadores contemplar temas que fueron rechazados en San Lázaro como el de la participación de las Fuerzas Armadas en el proceso de capacitación y formación, así como definir, con claridad, la facultad de las Fuerzas Armadas para intervenir en asuntos de seguridad pública.

En tanto se consolida la Guardia Nacional, López Obrador pidió el apoyo del Ejército y la Marina-Armada para continuar con las labores de seguridad.

Con las modificaciones que se aprobaron ayer se establece que el mando de la Guardia Nacional estará a cargo de civiles, a través de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, que encabeza Alfonso Durazo.

Además, se crea una Junta de Jefes de Estado Mayor de la Guardia Nacional, la cual estará integrada por miembros de las dependencias de los ramos de Seguridad, Defensa Nacional y Marina.