El exlíder sindical, exdiputado local y actual coordinador del Colecrico 500, Cirilo Salas, señaló que el candidato que Puebla idóneo tras la muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso y en miras de una elección extraordinaria en Puebla sería Melquiades Morales Flores, con las debidas reformas a la ley para que esto sea posible.

Durante una reunión con integrantes de la Red de Medios Digitales de Puebla, el maestro afirmó que el ex mandatario estatal es un “caballero de la política” y cumple con las características que el puesto requiere para generar unión en la entidad entre actores y partidos políticos en un frente común por Puebla, ante el panorama que atraviesa la entidad de unos meses a la fecha.

Señaló que a la inseguridad e inestabilidad política que vive la entidad se le suma la inestabilidad que atraviesa el Congreso del Estado ante la división al interior debido a la priorización de intereses personales al interior del mismo sin darle el valor que merecen a los ciudadanos.

Indicó también que la continuidad en el cargo de Jesús Rodríguez Almeida sería oportuna, pues la gubernatura interina durará un periodo máximo de cinco meses y el realizar movimientos en secretarias con la llegada de una figura nueva a Casa Puebla seguiría sin dar estabilidad a la entidad e incluso pudiera afectar a las elecciones de mediados de año.

Finalmente refirió que la salida de Eukid Castañón de la vida política es una decisión respetable pero no representa el fin del morenovallismo, pues no es una corriente política, sino una forma de hacerla, por lo que todos los que formaron parte del grupo del senador Rafael Moreno Valle, fácilmente pueden repetir este modelo.

Concluyó señalando que la muerte de la gobernadora y su esposo, para el representa la pérdida de dos amigos, más allá de la relación institucional que en su momento mantuvieron, así como de los proyectos que existían para/con el magisterio Poblano.
 
Castañón, uno de los principales operadores del morenovallismo, de retirarse de la política, Salas Hernández dijo ser respetable  de la decisión que tomó.