Efectivos de este agrupamiento especial, arribaron a una empresa de envíos ubicada en inmediaciones de la calle Juan de la Mina, para llevar a cabo un operativo de supervisión con el apoyo de un ejemplar canino especializado en la detección de narcóticos.

Durante la intervención, el perro modificó su comportamiento frente a un sobre. Conforme a protocolo de actuación policial y con las debidas medidas de seguridad, los efectivos del Grupo K9 procedieron a inspeccionar el contenido del empaque. Al interior fue hallada una libreta que resguardaba un cuadro con 100 dosis de al parecer LSD.

Es importante señalar, que durante la revisión del empaque se pudo constatar que provenía de Tehuacán, Puebla. Asimismo, se tomó conocimiento que la sustancia tenía como destino final Sudamérica, específicamente, la ciudad de San Fernando, Chile.

Finalmente, el posible alucinógeno fue asegurado y puesto a disposición del Agente del Ministerio Público para las investigaciones a las que haya lugar.